• ¿Hacia la Consolidación del Mercado Asegurador?

¿Hacia la Consolidación del Mercado Asegurador?

Mercado Asegurador |
Leticia Norma Ebba , Socia de Servicios a la Industria Financiera y de Seguros |

06 diciembre 2017

La solvencia del negocio asegurador está en observación por casos particulares en situación extrema. El nuevo rol de la SSN y las inversiones que deben realizar las compañías para mejorar la situación del mercado

En septiembre la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) inhibió a tres compañías –Caledonia Seguros, Horizonte Seguros y PROFRU Seguros– para disponer de sus inversiones por presentar un déficit respecto del capital exigido. Estas medidas fueron el resultado de un seguimiento riguroso de la solvencia por parte del organismo que hacía tiempo no se observaba. ¿Se trata del puntapié inicial de un proceso de consolidación del mercado asegurador?

Carlos Piantanida, gerente de Evaluaciones de la autoridad reguladora, indicó que “hemos profundizado el nivel de análisis de los estados contables, sus componentes, relaciones técnicas e indicadores y, a su vez, estamos dando el debido cumplimiento a lo que indica el reglamento de la actividad y la ley”.

“Nuestro rol como organismo de control es verificar que las normas se cumplan para que los asegurados estén protegidos. Dentro de nuestra estrategia de reinserción internacional, de modernización de la SSN y del sector asegurador y de desarrollo del mercado, proteger del fraude, garantizar la transparencia y proteger a los asegurados son pilares clave”, enfatizó.

En particular, lo que sucedió con las tres compañías que se inhibieron en septiembre pasado es que registraron balances en situación deficitaria de capitales mínimos, es decir, no presentaban la solvencia suficiente para garantizar el cumplimiento de los compromisos con sus asegurados.

“Lo que estamos cambiando es la forma en que ejercemos el control, supervisamos e inspeccionamos. La modernización hoy nos da herramientas para que este proceso sea más sofisticado y el acceso a la información sea más rápido, lo que nos va a permitir monitorear la realidad del mercado de manera mucho más eficiente”, explicó Piantanida.

Las compañías con problemas de solvencia pueden presentar un plan y regularizar su situación revirtiendo los resultados de su negocio o con aportes de los accionistas.

Como puntualizó Lionel Moure, socio de Deloitte a cargo del sector de Seguros, “en muchos casos el mercado de seguros no fue suficientemente rentable y generó necesidades de aportes de los accionistas. El reglamento plantea un plan de regularización y ese plan hay que cumplirlo”.

El especialista destacó que “esta gestión y la previa de la SSN estaban dispuestos a avanzar con el cierre de las compañías que no cumplen con los parámetros de solvencia, que presentan problemas productos de inspecciones que dieron déficit en cuestiones técnicas. La intención, por lo que manifestaron, es continuar en esta dirección”.

En el mercado se entiende que el accionar de la SSN respondió a haber encontrado una situación límite en estas tres empresas pero consideran que falta profundizar el control de calidad, algo en lo que, observan, la entidad está encaminada.

Leticia Ebba, socia de Servicios a la Industria Financiera y del Seguro de BDO, señaló que “hoy el organismo verifica que se esté cumpliendo con las normas, criterios, límites y exigencias pero no profundiza en la calidad del cumplimiento de esas exigencias. En muchos de los casos se le da prioridad a la forma y no al fondo de la cuestión”.

Ebba confía en que el organismo harán cambios de fondo que acompañen los procesos vigentes. “Se profundizará la profesionalización de quienes tienen a su cargo los controles y se generará una estructura de control distinta”, dijo.

Por su parte, Lorena Lardizábal, socia de KPMG especialista en Seguros, destacó que “este tipo de sanciones usualmente se imponen ante el incumplimiento de las compañías respecto de los requerimientos de capital mínimo establecidos por la SSN. Su disminución dispara los mecanismos para su inmediata recomposición, que variarán en función del monto de dicho déficit”.

“Es lo previsto en el marco de la normativa vigente. La función principal de la SSN es tutelar los derechos de los asegurados. Debería esperarse una continuidad en este tipo de gestión si se busca obtener un mercado que opere con solvencia”, remarcó.

Un mercado con resultados técnicos negativos

Si bien la solvencia del mercado se mantiene estable, preocupa a los especialistas que los resultados técnicos sigan siendo negativos.

“Si bien a nivel de resultado técnico el ejercicio cerrado al 30 de junio de 2017 mostró una situación levemente mejor a la del ejercicio anterior, la realidad es que el mercado local viene registrando pérdidas técnicas desde hace años. Esta situación luego es revertida por el resultado financiero, permitiendo que el resultado final sea una ganancia”, dijo Lardizábal.

El año pasado las compañías se beneficiaron con la fuerte devaluación del peso y las altas tasas de interés que pagan las Lebac.

“No obstante, el rendimiento proveniente de las inversiones ha sido inferior durante el último ejercicio, por lo que la ganancia final resultó ser aproximadamente un 9,6% de las primas devengadas contra un 11,9% que se había registrado en el ejercicio anterior”, puntualizó Lardizábal.

“Se espera que el resultado financiero hacia adelante tenga un comportamiento en línea con el observado durante el último ejercicio, por lo que cobra relevancia para las compañías la necesidad de obtener mejores resultados a nivel técnico”, advirtió.

Moure indicó que, midiendo la solvencia del mercado con la relación del patrimonio con el volumen de primas, en los últimos años esa ecuación alcanzaba 32 a 34%, el año pasado trepó al 41% y este año estará en 44 pesos de patrimonio por cada 100 pesos de prima. “Mejoró el año pasado por la devaluación del 50% y la suba de tasas de interés, que hizo que la rentabilidad pegara un salto. Es una ganancia extraordinaria, si no las compañías hubieran tenido la misma solvencia”, aclaró.

Por rama de actividad, hoy la situación más delicada en términos de solvencia se encuentra en el segmento de Riesgo del Trabajo, producto de la alta litigiosidad que sufre ese sector.

“El sector tiene un problema de solvencia pero las ART no tienen problemas. Los indicadores son preocupantes pero las normas de la SSN no recogen íntegramente el pasivo judicial por un tema de diseño de la norma. Y en las compañías que están cerrando, lo que se ve son problemas puntuales de las empresas”, dijo Moure.

Entre los seguros patrimoniales, el principal negocio que genera pérdidas es la cobertura de los autos que, a su vez, es el segmento más grande del mercado, con el 37% de participación. Es la cobertura que determina la rentabilidad y solvencia de las compañías patrimoniales y mixtas.

Respecto a este punto, Moure sostuvo que “es un mercado muy competitivo, no es sencillo trasladar los costos a las tarifas, y hay un problema de eficiencia, porque la mitad de la tarifa se destina a gastos de administración y comerciales y la otra mitad, a siniestros. Es un tema de eficiencia que tienen que trabajar las compañías. Están invirtiendo en tecnología y se verá más adelante”.

Según sus datos, en los últimos diez años se fue deteriorando la solvencia de la rama Patrimoniales. Si bien en 2015 y 2016 la devaluación permitió alcanzar ganancias superiores a lo normal y en los últimos cinco o seis años se alcanzó el equilibrio.

“Desde 2014 en adelante los patrimoniales ganaron entre 7 y 10% de la prima después de impuestos, dependiendo el año. En 2017, 10%. Es un resultado de equilibrio, la compañía no gana ni pierde. Para que en seguros las compañías mantengan el patrimonio del año previo, tienen que haber ganado el 10% con inflación. Esto no significa que en términos reales ganaran, sino que están igual. Los accionistas están teniendo el mismo capital en poder adquisitivo”, resaltó Moure.

Una época de cambio

Los especialistas coinciden en que nos encontramos en una época de cambio para el mercado de seguros, que plantea importantes exigencias a las compañías para asegurar su supervivencia.

En la SSN consideran que se puede producir un “sinceramiento del mercado”. “Será el mismo mercado el que lo defina. Lo importante es que haya demanda y las compañías cumplan con todo lo que deben cumplir para garantizar un buen servicio a sus asegurados”, dijo Piantanida.

Hoy el mercado cuenta con más de 180 compañías operativas. Y, según KPMG, las 20 primeras en cuanto a nivel de emisión (considerando las ART) concentran más del 65% de la prima anual.

“Claramente se trata de un mercado muy heterogéneo, en el cual compiten entidades con capacidades técnicas y financieras muy diferentes. Es lógico pensar que un proceso de concentración podría favorecer la existencia de un mercado que operara con un mejor nivel de solvencia general y con mayor capacidad de respuesta a los asegurados”, dijo Lardizábal.

Otra opción es que el mercado no se consolide, sino que las empresas inviertan en tecnología y avancen en la eficiencia.

Para Ebba, el mercado tendría que readecuar sus procesos internos e invertir en sistemas y en la conformación de una estructura organizativa de mayor control para que pueda afrontar todos los riesgos, no sólo los siniestros.

“La SSN tiene que mejorar sus procesos de control, de abordaje de las compañías, y focalizarse en la gestión integral de los riesgos, para neutralizar no sólo el riesgo del siniestro en sí mismo sino otros riesgos que puedan afrontar, que pueden ser de mercado, financieros, operacionales o reputacionales. Tiene que valorar esos otros riesgos y determinar la necesidad de capital genuina de la compañía. Eso es solvencia, no sólo poder pagar un siniestro”, añadió la experta.