• ENTIDADES NO LUCRATIVAS

ENTIDADES NO LUCRATIVAS

En los últimos años, el crecimiento del Tercer Sector ha comportado un aumento de entidades no lucrativas (ENLs) que cada día movilizan más recursos económicos y humanos.

El contexto actual impone nuevos retos para los actores tanto públicos como privados: se advierte una exigencia mayor hacia la transparencia en la gestión de recursos y actuaciones. Ahora los servicios que requieren estos actores apuntan a una profesionalización constante y continuada.


En BDO consideramos que las ENL tienen la posibilidad de mejorar sus procesos y forma de funcionamiento de cara a analizar las causas estructurales de la pobreza y favorecer el desarrollo de los pueblos. La defensa de los valores solidarios y éticos y la base del trabajo de estas organizaciones pueden y deben ir acompañados por una gestión de calidad. Saber combinar los dos elementos es el reto de las organizaciones que pretendan estar en primera línea e impulsar la mejora social.


Por otro lado, entre los distintos actores sociales se está evaluando la calidad de la ayuda, exigiendo a las organizaciones del Tercer Sector no sólo voluntarismo, sino profesionalidad y efi ciencia en las actuaciones, así como calidad en la ayuda sobre el terreno en términos de impactos en los benefi ciarios.